Recuperar la motivación cuando te sientes estancado y desmotivado

Algunas veces. Bueno, al menos una vez al año. Posiblemente dos veces. Ocurre algo muy desagradable. Te despiertas por la mañana y de repente te das cuenta de que eres demasiado perezoso para levantarte de la cama. Eres demasiado perezoso para cocinar o pasar el rato con tus amigos. Ni siquiera quieres visitar tu lugar de trabajo favorito.

Y lo único que haces con gusto es sentarte frente al televisor y comer algo rico todo el día. Poco a poco te estás convirtiendo en alguien con un top de muffin pero sin calcetines. Porque los calcetines simplemente ya no importan.

Estar desmotivado es un sentimiento desagradable.

Te sientes atascado e independientemente de lo que hagas a lo largo del día, todo se vuelve borroso. No permitas que este sentimiento te controle a ti y a tu vida. Puedes salir de él haciendo al menos una de estas cosas simples que te ayudarán a recuperar la motivación y volver a la pista.

Tomar un descanso

Esta es la primera y más obvia cosa a hacer. No hay consejos universales como “dormir lo suficiente”, “visitar la exposición” o “dar un paseo por el parque”, porque cada uno tiene su propio método.

Cualquier trabajo que se lleva a cabo durante un largo período de tiempo, requiere un descanso. La motivación puede desvanecerse si una persona trabaja todo el tiempo y, en consecuencia, se cansa sin posibilidad de descansar adecuadamente.

Desconéctate de las redes sociales

Las redes sociales son perfectas para matar el tiempo, pero no ayudan mucho a recuperar la motivación. De hecho, son el peor enemigo de la productividad. Solo piense en todos esos minutos perdidos revisando las notificaciones o navegando por el feed de su amigo.

Ocúpese de sus propios asuntos ya que eso es lo único que importa, en realidad. Apague su fuente de noticias sociales, especifique el tiempo durante el cual puede revisar las notificaciones y haga que su día sea productivo.

Déjalo ir

A veces, la razón de la pérdida de motivación puede residir en la carga de la responsabilidad por el resultado. El miedo a tomar una mala decisión puede aplicarse tanto a cosas insignificantes como vitales, como “¿Debería escribir este artículo yo solo o debería pedirle a alguien que me ayude a escribirlo ?” Estas pequeñas decisiones domésticas tienden a acumularse y, como resultado, puede perder los nervios y comenzar a tomar decisiones absolutamente irracionales.

Pero a veces solo tienes que tomar medidas, sin importar lo que esté por venir o lo estresante que se sienta la cosa. Déjalo ir. Pensar demasiado y analizar demasiado solo empeorará las cosas, especialmente cuando ya ha tomado algún tipo de decisión.

hacer una lista de cosas por hacer

A veces, la motivación simplemente se pierde en un segundo plano debido a una gran cantidad de tareas en la agenda. En tal situación, es necesario ordenar las tareas y determinar la relevancia de cada una de ellas.

Es por eso que siempre debe compilar una lista de tareas pendientes que cubra las 3 tareas principales que debe hacer. Esto lo ayudará a comenzar y le dará una idea clara de cuáles de las tareas son de suma importancia.

Seguimiento de su tiempo

Los estudios modernos han demostrado que la productividad se puede mejorar si se activa un cierto rastreador de tiempo. Puede especificar el tiempo estimado de cada una de las tareas de su lista, para que pueda saber con certeza cuánto tiempo requerirá cada tarea. Esto reducirá la ansiedad y le permitirá trabajar de manera más eficiente.

Empieza pequeño

Si la motivación ha desaparecido, y aún queda mucho trabajo por delante, seguro que habrá algo fácil para empezar. Puede ser cualquier cosa que no requiera mucho esfuerzo y se pueda realizar con bastante rapidez.

Completar una tarea siempre es alentador, haciendo que una persona sienta que está lista para continuar. Particularmente, terminar la obra que ha esperado mucho tiempo para ser cumplida, eleva el espíritu. Esto da una profunda sensación de contenido y hace que uno quiera hacer más.

Añade diversión a lo que estás haciendo.

No importa si quieres ganar dinero para comprar un auto o para perder peso. Cuanto más placentero se siente algo que estás haciendo, mayor es el deseo de continuar haciéndolo.

¿No te gusta trotar? ¡Baile! ¿No quieres escribir un artículo? Cambiar un tema. La forma en que haces las cosas puede afectar directamente tu motivación.

Visualiza tu sueño

Requerirá, sobre todo, una comprensión clara de lo que quiere lograr. Imagínese cómo se verá cuando pierda kilos de más o gane dinero para este disfraz.

Imprima su objetivo, formulado en unas pocas palabras claras (por ejemplo, “Escriba sobre las últimas noticias 15 minutos al día”) o una imagen del resultado deseado y péguela al lado del escritorio o en el refrigerador.

También puede hacer un protector de pantalla con su objetivo en su computadora de escritorio. Un recordatorio constante lo mantendrá enfocado y entusiasmado con el resultado. A través de la visualización, te motivarás aún más.

Recompénsate

Admitámoslo, puede tomar años ganar una cierta suma en el negocio, o meses perder peso… Recompénsese por mantenerse entusiasmado con sus metas. Configure los “puntos de control” para ver su progreso y celebrar estas pequeñas victorias. Así es como puedes hacer que tu cerebro desmotivado trabaje más duro.